Tras año y medio de pandemia, y con grandes dificultades para entrenar y competir, el aplomo de la gimnasia vasca no decae. Las entrenadoras y gimnastas han sabido reinventarse y buscar las fuerzas para no tirar la toalla y seguir cultivando éxitos y buenas actuaciones que nos hacen vibrar en el tapiz. Enhorabuena para todas ellas, porque llegar hasta aquí es todo un éxito.

Llevamos ya cuatro días de intensas jornadas en Valencia, donde el fin del campeonato individual ha dado paso al de equipos. Un maratón en el que nuestras estoicas técnicas se ven inmersas. La primera medalla de oro es para ellas. Desde la Federación Vasca de gimnasia les agradecemos este esfuerzo que se prolongará aun cuatro días más.

El primer éxito vino de manos del que ya es seis veces Campeón de España Absoluto, Eneko Lambea, de Sakoneta, que revalida su título en Primera Categoría, colgándose además los oros de mazas y cuerda y el bronce de pelota. Más de 75 gimnastas masculinos se dieron cita en su Campeonato, donde el nivel crece cualitativa y cuantitativamente.

La vitoriana Maider Orbe, del Beti Aurrera, la que era actual campeona en Primera categoría, firmó un brillante campeonato que la sirvió para conseguir el segundo puesto, además de las medallas de plata con mazas y cinta y el bronce en aro y pelota. En el pódium de cinta la acompañó además la gimnasta de Sakoneta Izaro Martín, que se logró colgar el bronce, tras tres cuartos puestos en mazas, pelota y la general.

Y nuestra internacional Salma Solaun, también del Beti, tras conseguir en el último mundial la medalla de bronce con cinta, ha dado el salto a la categoría Senior Honor, y lo ha hecho por la puerta grande. Subcampeona de España, solo por detrás de una increíble Polina Berezina, con el oro de pelota a su cuello, acompañando de dos platas y un bronce.

Por su parte, Haizea Sousa, gimnasta del Beti, consiguió dos medallas en la clasificación de pelota y mazas, teniendo un falló en cinta que la privó del pódium y de su ascenso a Primera categoría, el cual lleva varios años oliendo.

Por último pero no menos importante, Euskadi ha vuelto a subir al pódium por autonómias en la única categoría donde optaba a hacerlo, la junior. Las gimnastas del Oskitxo (Aiala Unzlu y June barrenetxea) junto con las Juniors de Sakoneta (Araia Salazar y Julene Eraña) consiguieron sumar lo suficiente para llevarse el bronce a casa.